¿Como nos afectan las energías?

Electricidad y microondas, bendición o maldición? Hay una serie de fronteras que llamo “los sellos de la vida”. Estos sellos guardaban un ciclo que se autoalimentaba, de manera que todo lo que existía, siempre generaba vida.

Genes

arte-zahori-3Cuando estaba en la escuela recuerdo que el profesor comentaba que una de las pocas enfermedades a las que éramos inmunes los humanos era la gripe de los pollos.

Al extenderse el uso de prodcutos transgénicos, la barrera entre especies se ha roto, y los gérmenes que no tenían como afectarnos, ahora tienen los puentes tendidos:

Aunque ese considero que es el menor de los problemas, lo peor es la incertidumbre sobre como responderá el cuerpo y la Naturaleza a medio o largo plazo a esta «tecnología».

Materias

arte-zahori-2Esto dejó de ser así con la aparición del plástico y las sustancias sintéticas, especialmente abonos y pesticidas de última generación. Los plásticos no generan vida, contaminan y cualquier animal que los ingiere, como peces, aves o tortugas, muere por inanición.

Abonos y pesticidas, lo mismo que algunos plásticos, son detectados por el cuerpo como hormonas, integrándose en las células y produciendo alteraciones graves a medio y largo plazo, como malformaciones, esterilidad o enfermedades degenerativas, los más vulnerables son los niños.

El remedio es sencillo: limitar al máximo el uso de plásticos, sobre todo en contacto con la comida. Consumir alimentos ecológicos, su producción es responsable y respetuosa con el entorno y con los seres, así tenemos la seguridad  de no estar ingiriendo estos tóxicos de última generación.

Energías

Como especie crecimos sin electricidad ni microondas y nuestro cuerpo no sabe como interactuar con estas energías.

La electricidad genera campos magnéticos que interfieren en los impulsos electroquímicos con que se comunican las neuronas, obligando al nuestro organismo a corregir una disfunción que nunca existió, gastando energía en un objetivo imposible, si no modificamos nuestro entorno.

Lo primero en afectarse es nuestro comportamiento, nos sentimos cansados, irritables, nerviosos, desganados, cuando nuestra energía vital se agota, el metabolismo claudica y aparecen alteraciones más graves que pueden llegar a crear una enfermedad.

Las microondas crean desequilibrios híper estimulando una zona del cuerpo y en comparación, hipo estimulando otra.  Su comportamiento es similar al de los sonidos agudos cuando llegan al oído: híper estimulan el tímpano, esta membrana  sobreexcitada es la que transmite el sonido al oído interno.

El remedio es usar la electricidad y microondas con mesura. Si no usamos algo apagarlo. Siempre que podamos usar cable, en teléfono o Internet. Dejar los móviles lejos del cuerpo siempre que podamos, Liberar la zona de la cama de aparatos eléctricos. Poner distancia con líneas de alta tensión y transformadores. Visitar la Naturaleza al menos una vez al mes.

Para produndizar, te puede interesar leer

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies